La historia de Chanel Camélia

Joyas Chanel Camélia

Las joyas Chanel son sinónimo de sencillez, líneas sobrias y sofisticación. Pero no se trata de una sencillez desnuda, ya que no renuncia a un cierto grado de exuberancia y preciosismo.

Gabrielle Chanel tenía preferencia por concebir los botones de los vestidos como joyas, por las cadenas metálicas, los pendientes de clip, los motivos con lazos…

Libres e iconoclastas, las joyas de Chanel fueron las primeras en incluir en una joya, el modelo Fantaisie, las letras de la propia marca, con filas que combinan perlas falsas y verdaderas. Algunos otros de los territorios comunes de la marca son: la continua reinterpretación de la camelia, la superposición de largos collares de perlas, las pulseras con colgantes y amuletos de lujo… Coco Chanel abrió su taller de joyas de fantasía Chanel en 1924 y lanzó su primera colección de joyas en 1932. No dudo en probar con todos los tipos de joya, siempre con la misma osadía, insuflando nuevos aires al universo de la joyería.

Desde finales de los años 80 hasta 2007, la casa Chanel se puso en manos del joyero Lorenz Bäumer para revivir el espíritu de las joyas Chanel, revisar los clásicos de la marca y concebir a partir de ellos nuevas colecciones. Las actuales directrices de la joyería Chanel se inspiran en el universo de su creadora: los acolchados de los bolsos, como las joyas Chanel Matelassé o Ultra, las cadenas, las camelias, con las joyas Chanel Camélia Couture o Camélia Fil, los charms, las perlas, las estrellas, como las joyas Comète, y siempre mezclando piedras preciosas con piedras semi-preciosas, como es el caso de la joya San Marco, de oro y cerámica.

Collector Square presenta una amplia colección de joyas de Chanel de segunda mano. Joyas con una elegancia muy particular con diseños femeninos.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta