La historia de Louis Vuitton Keepall

Bolsos Louis Vuitton Keepall

Este modelo, espacioso y práctico es considerado el bolso de viaje por excelencia.

El Keepall simbolizó una nueva manera de viajar, más moderna. Concebido en los años 30, en los que el baúl había pasado de moda debido a su difícil adaptación a la vida moderna, sedujo a una clase social amante de los viajes, con una mayor movilidad y adicta al deporte, al ocio y a la velocidad. En aquellos años se acuñó el término “jet set”, con motivo del auge de los viajes en avión por parte de ciertos sectores de la sociedad. El Keepall se introdujo para siempre en un estilo de vida que marcaría el siglo.

Se trata de un bolso de viaje ideal, un gran clásico de la firma Louis Vuitton. Sus cómodas asas “Toron” de piel natural, su gran capacidad, su atractivo diseño y sus líneas curvas, lo convierten en un bolso tan funcional como elegante. Este “guarda todo” es muy seguro gracias al candado de latón dorado de su cierre de cremallera.

El Keepall es un icono de Louis Vuitton y ha sido reinterpretado en numerosas colecciones “cápsulas” por diferentes artistas contemporáneos.

El Keepall está disponible en varios tamaños: 45, 50, 55 y 60 cm, en lona Monogram y piel Epi de diferentes colores.

Además, el Keepall está disponible con o sin bandolera, de modo que también se puede llevar en el hombro.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta