La historia de los relojes Breitling

Relojes Breitling

En 1884 salieron al mercado los primeros cronógrafos de Léon Breitling, fabricados en su país natal, en Saint-Imier.

En 1914, Gaston Breitling comienza su carrera en la empresa familiar. Uno de sus modelos más emblemáticos, patentado y bautizado bajo el nombre de Breitling Vitesse, alcanzó un gran éxito y fue adoptado por el cuerpo de policía. Este cronógrafo Breitling permitía medir el exceso de velocidad y así poder penalizar a los infractores. Adaptándose a la tendencia del momento, Breitling aceleró el desarrollo y la fabricación de cronógrafos de pulsera.

En 1936, la marca crea un cronógrafo concebido para las cabinas de los aviones. En 1947, ve la luz el mítico reloj Breitling Chronomat con regla de cálculo circular y en 1952, el reloj Breitling Navitimer con funciones optimizadas de cálculo, que en 1962 se convierte en el primer cronógrafo en el espacio, ya que el astronauta Scott Carpenter lo llevaba en su muñeca mientras orbitaba la tierra.

Los relojes Breitling, gracias a sus diseños y a su precisión, son aclamados hoy en día por coleccionistas de todas las generaciones.

Collector Square presenta una amplia gama de relojes Breitling de segunda mano. Relojes modernos fabricados con técnicas de tradición familiar.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta