La historia de Chanel 2.55

Bolsos Chanel 2.55

El modelo 2.55 es el gran clásico de Chanel y ha sido elevado al rango de icono de la moda gracias a la cantidad de mujeres, famosas y anónimas, que lo lucen en todo el mundo.

Diseñado en febrero de 1955, de ahí su nombre, el modelo 2.55 simboliza la visión que tenía Coco Chanel de los accesorios: debían ser capaces de liberar por fin a la mujer, en lugar de someterla como hasta entonces ocurría. El 2.55 es fruto de una idea que tuvo Coco Chanel en 1920, a partir de los macutos que llevaban los soldados: un bolso de mano de mujer con bandolera que se pudiera llevar en el hombro, algo muy poco habitual en la moda de lujo de la época.

Más que un bolso, el modelo 2.55 encarna el espíritu de libertad y elegancia de Coco Chanel. Todos los detalles del bolso están impregnados de sus propias vivencias y de su historia personal. El forro interior de piel, de color borgoña representa el color de los uniformes del convento donde se crió. Su cadena de latón dorado o plateado, sirve tanto de asa como de bandolera y recuerda a aquellas donde llevaban las llaves en su cintura las cuidadoras del convento. El cierre rectangular del 2.55 fue bautizado por Coco Chanel, como cierre “Mademoiselle”, como muestra a su rechazo a la institución del matrimonio. El acolchado de piel de becerro envejecido hace referencia a las vidrieras de la abadía de Aubazine, lugar al que solía acudir mientras estaba en el convento.

El 2.55 es rectangular y está disponible en tres tamaños: 24x16x7 cm, 28x17x8,5 cm y 32x19x9,5 cm.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta