La historia de los relojes Jaeger-LeCoultre

Relojes Jaeger-LeCoultre

Fundada en 1833, Jaeger-LeCoultre es uno de las más antiguas e importantes manufacturas relojeras del mundo. Antoine LeCoultre, su fundador, desarrolla los primeros mecanismos patentados. Sus relojes, los primeros que no necesitaban llave para dar cuerda al mecanismo, supusieron toda una revolución.

En 1928, el péndulo Atmos de Jaeger-LeCoultre es diseñado y fabricado en los talleres de la marca. Está dotado con un mecanismo que aprovecha la energía de las más ínfimas variaciones de temperatura.

El año 1931 es el del nacimiento de un modelo con el que la firma se consagró definitivamente alcanzando un éxito indiscutible: el famosísimo reloj Reverso de Jaeger-LeCoultre. Diseñado por René Alfred Chauvet para los jugadores de polo, cansados de golpear y romper las esferas de sus relojes durante los partidos, el reloj Reverso presenta una caja pivotante. Su sistema se activa con un simple clic y al girarse, la esfera es sustituida por el dorso metálico de la caja. Con la posibilidad de ser serigrafiados o esmaltados, cada reloj Jaeger-LeCoultre Reverso se puede personalizar y convertirse así en una pieza exclusiva. El éxito de este modelo, que encarna el espíritu de modernidad y movilidad, fue inmediato.

La firma Jaeger-LeCoultre ha lanzado muchos otros relojes de éxito, como el reloj Mémovox, un reloj despertador elevado a la categoría de mito, los modelos Futurematic, Geophysic, Master Compressor Master Control y el Duomètre, cuyo lanzamiento es algo más reciente.

Collector Square presenta una amplia gama de relojes Jaeger-LeCoultre de segunda mano. Relojes para toda la vida.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta