La historia de las joyas Dinh Van

Joyas Dinh Van

La marca Dinh Van vio la luz en 1965 en París. En aquel momento, las joyas Dinh Van simbolizaron una nueva feminidad, libre, elegante y contemporánea. Las joyas Dinh Van supieron crear una armoniosa combinación entre lo cotidiano y lo más exclusivo en el ámbito de la joyería.

Algunas joyas Dinh Van, que son reconocidas hoy en día como grandes clásicos, fueron joyas realmente revolucionarias en el momento de su creación. El concepto de “cierre de esposas”, por ejemplo, lo creó en 1976 inspirado en su propio llavero, y dio lugar a la serie de joyas Dinh Van Menottes, que se encuentran entre las más célebres de la historia de la joyería contemporánea: este cierre se convirtió en una joya en sí misma y paso a ser una de las más vendidas de la marca.

Las joyas Dinh Van son sencillas y cómodas de llevar, tal es el caso de las colecciones Cible, Serrure o Seventies.

Entre las joyas Dinh Van, una de las más conocidas es Pi Chinois, una pieza de líneas puras en oro de 24 quilates, martilleada a mano e inspirada en los tradicionales discos de jade, cada pieza es una creación única.

En 2000, las joyas Dinh Van sorprendieron a propios y extraños al introducir un cordón de algodón para engarzar medallas y piezas de joyería. Ejemplo de ello es el modelo Double Sens, de inspiración étnica.

Collector Square presenta una amplia gama de joyas Dinh Van de segunda mano. Joyas casual, para llevar cada día.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta