La historia de los relojes TAG Heuer

Relojes TAG Heuer

En 1860, un joven relojero suizo, Edouard Heuer, funda su propio taller de relojería, Edouard Heuer & Cie, en St Imier, Suiza. Edouard tiene una verdadera obsesión: controlar el tiempo y explorar, con ayuda de instrumentos mecánicos complicados, las fracciones más ínfimas de esta dimensión mágica y misteriosa.

En los años 30, nace el primer reloj Tag Heuer de cierta reputación: el reloj Autavia, el primer reloj cronógrafo concebido tanto para automóviles (AUT) como para aviones (AVIA).

Más adelante, en 1964, en homenaje a la “Carrera Panamericana”, Tag Heuer fabrica el reloj Carrera y, posteriormente, en 1969, lanza al mercado el modelo Monaco, ampliamente reconocido por su caja cuadrada.

Desde 1989, Tag Heuer se introduce en el mundo de las competiciones deportivas y se convierte en el cronometrador oficial de la copa del mundo de esquí alpino de Estados Unidos y Canadá. En 1991, la marca añade el circuito automovilístico de Indianápolis a su palmarés y un año después, el campeonato del mundo de Fórmula 1.

Desde 2001, los modelos de Tag Heuer se encuentran entre los relojes deportivos de mayor calidad del mercado y son aclamados por aficionados de todo el mundo.

Collector Square presenta una amplia gama de relojes Tag Heuer de segunda mano. Relojes deportivos para toda la vida.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta