La historia de los relojes Blancpain

Relojes Blancpain

Fue en 1735 cuando Jehan Jacques Blancpain decidió dedicarse al mundo de la relojería consciente del potencial de esta industria e instaló un taller en la ribera del río Suze, en Villeret. Al principio elaboraba solo piezas de relojería pero varios años después comenzó a fabricar relojes de bolsillo completos.

En 1926 la firma lanza al mercado francés los primeros relojes Blancpain Harwood. Posteriormente, en 1931, la marca pasará a la historia de la relojería de cuerda automática con su célebre reloj rectangular Blancpain Rolls.

Durante los años 50, la firma fabrica los primeros relojes Blancpain sumergibles, muy resistentes. El Fifty Fathoms de Blancpain, creado en 1953, resistente hasta 200 metros de profundidad, fue el elegido por Jacques Yves Cousteau y su equipo durante la grabación del documental “El mundo del silencio”.

Sin embargo, el mayor éxito de Blancpain vino de la mano del reloj 1735, que se lanzó al mercado en una edición limitada a 30 ejemplares. Dotado de calendario perpetuo, doble cronógrafo, tourbillon y repetición de minutos, es uno de los relojes de pulsera con mayores complicaciones del mundo.

Los relojes Blancpain son muy apreciados en todo el mundo debido a su gran precisión y elegancia.

Collector Square presenta una amplia gama de relojes Blancpain de segunda mano. Relojes que duran toda la vida.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta