La historia de Boucheron Serpent Bohème

Joyas Boucheron Serpent Bohème

Boucheron crea su icónica colección Serpent en 1968.

La historia de amor de Boucheron con la emblemática serpiente comienza realmente en 1888, cuando Frédéric Boucheron, fundador de la firma, regaló a su esposa Gabrielle un magnífico collar con forma de serpiente antes de embarcarse en un largo viaje. Simbolizando el amor que sentía por su amada, esta joya tenía además la misión de protegerla durante su ausencia. Desde aquel día, la serpiente se ha convertido en el emblema de la firma Boucheron, transmitiendo un mensaje de amor, de fidelidad y de alegría, un auténtico talismán para los enamorados. Las civilizaciones más antiguas, entre ellas la griega y la egipcia, adoraban a este animal, símbolo universal de fertilidad, inmortalidad y protección. La imagen de la serpiente es un emblema de la marca Boucheron, por ello está presente incluso en su monograma, enrollada alrededor de la letra B.

En 2013, se reedita la colección y se reinventa en un estilo más contemporáneo. Serpent Bohème retoma el concepto de su anterior versión, un auténtico icono de la casa Boucheron. El adjetivo “bohemio” que se añade al nombre de la legendaria colección Serpent es un homenaje a la relación que tenía Frédéric Boucheron con los círculos artísticos e intelectuales de su época.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta