La historia de Cartier Tortue

Relojes Cartier Tortue

Fue en 1912 cuando apareció por primera vez el modelo Tortue de Cartier, que sorprendió tanto por su nombre como por la forma tan original y singular de su caja. Elegante y atípico, refleja la audaz originalidad de Cartier en la relojería. Lo reconocemos por:

  • su caja tipo tonel con líneas elegantes
  • su esfera Art Déco con números romanos
  • sus agujas de acero azulado (una técnica muy apreciada por Cartier)
Durante mucho tiempo, el reloj Tortue ha estado experimentando un renovado interés con sus grandes modelos por los más Dandy de nuestros coleccionistas de hermosos relojes.
¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta