La historia de Cartier Panthère

Relojes Cartier Panthère

La casa Cartier mostró por primera vez en 1910 el motivo de la mítica pantera, todo un clásico de la firma. Más allá de su representación en los relojes de joyería y las joyas, la pantera es un símbolo de elegancia racial, una feminidad pasional e independiente, un modo diferente de entender la vida. Se dice también que “Panthère” es como llamaba Louis Cartier a Jeanne Toussaint, a quien él mismo delegó la dirección creativa de la firma.

En un claro homenaje, la casa Cartier creó en 1983 un reloj de pulsera disponible en acero o en acero y oro, con unas líneas muy puras y caracterizado por una caja cuadrada y atornillada, muy “modernista”. Los característicos eslabones dan nombre al tipo de pulsera conocido como “Grano de arroz”, que es un guiño al periodo Art Déco y dotan al modelo Panthère de una elegancia intemporal, un look con toques masculinos y a la vez muy femenino, pero ante todo refinado. El cabujón de zafiro que da cuerda al reloj Panthère es también una de las señas de identidad de la firma Cartier.

¿Busca un objeto en particular?
Reciba una alerta en cuanto esté disponible.
Crear una alerta